virgin islands scene

Comparados con lo que deberiamos ser, estamos solo despiertos a medias
-- William James
 

 

Martes 22 de Marzo de 2005

Desafíos y frustraciones

En el preciso instante en que naciste, tuviste que enfrentar el serio desafío, que hasta puso en riesgo tu vida, de la falta de oxígeno. Así que tras una mínima vacilación te las ingeniaste para aprender a respirar, y así seguiste haciéndolo desde entonces y por siempre.

Aproximadamente un año después te sentiste terriblemente frustrado por no poder moverte rápidamente de un sitio al otro. Así fue que aprendiste, principalmente a través de la prueba y el error y con increíble perseverancia, a caminar.

Pero quienes te rodeaban no llegaban a comprenderte muy bien y tú deseabas mejorar la situación. Así que escuchaste muy atentamente, y así aprendiste las sutilezas y enormes complejidades del lenguaje.

Suena como una aseveración vacía, una sabia perogrullada, decir que los desafíos y frustraciones son bendiciones disfrazadas. Sin embargo si miras atrás y piensas en ello, así ha sido, precisamente, tu experiencia desde el día en que naciste.

Incluso hoy, los desafíos y frustraciones continúan. Sin embargo, tú ya has superado algunos de los más graves, difíciles y complicados desafíos imaginables, y todo indica que puedes estar tranquilo en cuanto a que continuarás haciéndolo.

El hecho es que los desafíos te han hecho una persona más fuerte y, muy probablemente, las frustraciones te han motivado a llegar aún más alto. Mientras atraviesas confiado cada nuevo desafío y cada nueva frustración, sigue cosechando las valiosas bendiciones que ellos tienen para ti.

— Gabriel Sandler

previousLas mejores       Desesperada ambiciónnext
  
   

©2005 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.