virgin islands scene

Un maestro entra en juego con la eternidad; nunca sabrá a ciencia cierta, dónde se detendrá su influencia
-- Henry B. Adams
 

 

Miércoles 13 de Julio de 2005

Uno de esos días

¿Has tenido alguna vez uno de esos días en los que todo parece salir mal al mismo tiempo? El auto no funciona. Empieza a diluviar y tú sin paraguas. Llega por correo una enorme cuenta inesperada. De las cañerías brota un extraño fluido.

Ahora retrocede e imagina el comienzo de uno de esos días, antes de que todos los problemas comenzasen. Suponte que alguien te entrega un maletín con diez millones de dólares en efectivo. ¿Te sentirías distinto en relación con un día semejante? Esos mismos problemas, ¿se verían tan mal? ¿Qué sería lo que recordarías como el suceso más importante del día? Comparado con el hecho enormemente positivo de recibir diez millones de dólares, aquellos problemas se verían increíblemente insignificantes.

La verdad es que todos los días, al despertarte, recibes algo mucho más valioso que un maletín lleno de billetes. Recibes un día lleno de vida, todo un día repleto de oportunidades, de posibilidades, un día entero en el cual marcar una diferencia. Claro que habrá problemas, pero si los pones en perspectiva, cuando los miras en términos globales, no tienen por qué deprimirte ni retenerte.

La vida tiene sus dificultades, pero éstas se desdibujan si las comparas con todas las cosas positivas que cada día presenta. Mantén los problemas en perspectiva y disfruta de la alegría de cada momento.

— Gabriel Sandler

previousOportunidad siempre presente       Elementos esencialesnext
  
   

©2005 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.