virgin islands scene

Se más sabio que los demás, si puedes, pero no se los digas.
-- Lord Chesterfield
 

 

Jueves 18 de Agosto de 2005

La moneda de la vida

Piensa por un instante cómo sería la vida si no existiesen las dificultades, si no hubiese desafíos. ¿Qué sería lo que te motivaría? ¿Qué te daría satisfacciones duraderas? ¿Que valor tendrían tus logros si fuesen conseguidos sin ninguna dificultad?

Una de las mayores fuentes de dificultad para mucha gente está dada por hacer dinero y ganarse la vida. ¿Pero qué pasaría si esta dificultad no existiese? ¿Qué pasaría si todos tuviésemos más dinero del que jamás fuésemos a necesitar? Sería un desastre. Porque si todos tuviésemos una cantidad ilimitada de dinero, el dinero no serviría para nada.

Lo que de le da valor al dinero es la dificultad en obtenerlo. Si no fuese difícil conseguirlo, no tendría valor. Lo mismo sucede con prácticamente todo en la vida. Cuanto más difícil resulte conseguir algo, más valioso será.

De hecho, podríamos decir que la dificultad es la moneda con la que, en definitiva, saldamos nuestra deuda con la vida. Es el precio que debemos pagar por disfrutar del milagro de estar vivos. En la medida en que estés dispuesto a aceptar las dificultades, podrás trascenderlas y vivir en plenitud.

— Gabriel Sandler

previousTu oportunidad es ahora       Preocupacionesnext
  
   

©2005 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.