virgin islands scene

Todo logro es fruto de haberse arriesgado
-- Herodotus
 

 

Martes 11 de Julio de 2006

Cansancio

Tu agotamiento no es excusa para abandonar. Es la confirmación de que lo estás haciendo logrando. Un esfuerzo constante y sostenido puede resultar agotador, pero aún así las recompensas que obtendrías por un esfuerzo semejante serían maravillosas.

Aunque el esfuerzo te agote y pueda hacerte sentir desanimado, la ausencia de esfuerzo es mucho peor y al fin de cuentas, mucho más agotadora. El cansancio que sucede a un esfuerzo sincero y efectivo pasará rápidamente luego de un descanso reparador. El cansancio que proviene de andar sin rumbo y a la deriva, sin embargo, no puede ser aliviado por descanso alguno.

Descansa cuando estés cansado. Refréscate y siéntete renovado, descansa tu cuerpo, tu mente, tu espíritu. Luego vuelve al trabajo. Hacer el esfuerzo no es fácil. Eso es lo que hace que valga la pena. Concéntrate en el objetivo y avanza con convicción. Sigue avanzando hasta que la tarea haya sido llevada a cabo y la meta haya sido alcanzada. Tu cansancio es evidencia de que ya estás pagando el precio. Asegúrate de mantenerte cerca y así, cosechar las recompensas que puedas llegar a recibir.

— Gabriel Sandler

previousCómo te expresas       Saber que se puedenext
  
   

©2006 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.