virgin islands scene

Los pies del hombre deberían estar bien plantados en su país, pero sus ojos deberían escrutar el mundo entero
-- George Santayana
 

 

Sábado 22 de Julio de 2006

Líbrate de las limitaciones

Tú no eres tus limitaciones. Aunque puedas aferrarte a ellas y hasta abrazarlas fuertemente, también puedes sacártelas de encima apenas decidas hacerlo. Aunque puedan parecer una parte de ti, no lo son. Tú las has adoptado y eres tú quien puede dejarlas ir.

Imagínate completamente libre de tus más profundas limitaciones. Aunque tu vida seguramente sería diferente, el hecho es que tú seguirías siendo el mismo. No necesitas de las limitaciones. No estás unido a ellas para siempre y claro que puedes separarte de ellas. Esa libertad está más cerca de lo que crees. Comienza en el preciso instante en que dejas de atribuir poder a tus pensamientos, sentimientos, hábitos y actos limitantes.

Tus limitaciones no te son impuestas. Son aceptadas por ti. Ninguna condición, ninguna circunstancia es intrínsecamente limitante. Lo que realmente importa es lo que tú hagas con esas circunstancias. En lugar de buscar excusas para abandonar, encuentra razones para seguir intentándolo. Ve más allá de esos pensamientos limitantes y líbrate de ellos para poder llegar a ser el mejor tú que podrías ser.

— Gabriel Sandler

previousConfianza       Más allá de la ambiciónnext
  
   

©2006 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.