virgin islands scene

El carácter es al ser humano lo que el carbón es al acero
-- Napoleon Hill
 

 

Viernes 20 de Octubre de 2006

Pequeñas cosas

Sentirse verdaderamente agradecido por las cosas grandes, importantes, suele ser difícil. Sí, podemos decir que nos sentimos agradecidos y realmente desde cierto nivel racional lo estamos. Sin embargo, de alguna manera, resultar difícil llegar a comprender cabalmente esas bendiciones monumentales, inconmensurables, enormes.

Las pequeñas cosas, sin embargo, están mucho más cerca y por ello resultan más intensas. Respecto de ellas podemos experimentar más fácilmente una sensación de gratitud mucho más cálida, abarcadora y palpable. Es a través del agradecimiento por las pequeñas cosas que podemos llegar a conocer el dulce y duradero sabor de la gratitud verdadera.

Y haciéndolo, nos damos cuenta de que las pequeñas cosas no son tan pequeñas, después de todo. Porque las cosas grandes y trascendentales de la vida no son más que un montón de pequeñas cosas cuidadosamente engarzadas unas con otras.

Sé agradecido por las pequeñas cosas, por ese cálido y radiante rayo de sol brillando a través de tu ventana, por el refrescante viento helado acariciando tu rostro, por la felicidad de ayudar a un niño a experimentar algo nuevo, por el sabroso aroma de un panecillo fresco recién horneado. Con esos pequeños agradecimientos al menudeo estarás desarrollando la inmensidad de tu agradecimiento al por mayor, fuertemente y por todo lo que la vida representa.

— Gabriel Sandler

previousEn el camino       Acalla tus pensamientosnext
  
   

©2006 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.