virgin islands scene

Un camino de mil millas debe comenzar con un solo paso
-- Lao-tzu
 

 

Jueves 9 de Noviembre de 2006

Hazlo tuyo

No esperes el permiso de alguien para lograrlo y triunfar. Ocúpate y hazlo. No esperes a que alguien te diga cómo hacerlo. Hazte cargo tú mismo y date cuenta cómo. No esperes que la situación sea adecuada. No cuentes con tener suerte. Haz lo que haga falta para construir tu propia buena fortuna.

Aprende de los demás. Busca consejo, información y retroalimentación de aquellos cuya opinión valoras. Pero no dependas de nada ni de nadie para llevarlo a cabo. Aprovecha las situaciones afortunadas al máximo, pero no dependas de la suerte ni del azar.

Depende sí, de aquellas cosas sobre las que más control tienes; tus propios actos y pensamientos, tu capacidad para tomar las decisiones que te llevarán precisamente en la dirección que haya decidido encaminarte.

Tu destino está en tus manos. Piensa y actúa como si así fuese, a cada instante. Hazte cargo de ese destino y haz que sea de la mejor manera que podría ser.

— Gabriel Sandler

previousEsfuerzo necesario       Pequeñas decisiones, grandes resultadosnext
  
   

©2006 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.