virgin islands scene

Un hombre puede ser destruido pero no derrotado
-- Ernest Hemingway
 

 

Sábado 27 de Enero de 2007

Conductas irritantes

Hay muchísimas oportunidades para sentirse molesto. Si alguien está haciendo algo que podría irritarte, tienes dos opciones. Puedes optar por fastidiarte, pero ¿por qué habrías de hacerlo? O puedes decidir hacer algo diferente, algo más positivo y productivo.

El comportamiento de los demás es, en su mayor parte, su problema; no el tuyo. Sin embargo, si permites que te irrite pasa a ser tu problema, quitándote tiempo y distrayendo tu atención. En cambio, trasciéndelos. Saca de tu mente el comportamiento irritante de los demás y ocúpate de algo positivo y que valga la pena. Tienes la posibilidad de optar, así que, ¡aprovéchala!

Puesta al servicio de otros propósitos, podrías aprovechar esa energía que utilizas en sentirte molesto, de maneras mucho más útiles y productivas. Y sentirse irritado ni siquiera resulta placentero, entonces ¿por qué lo haces?

Niégate a ponerte en manos de una persona irritante; resístete a entregarle el poder sobre tu tiempo, tus pensamientos y tu energía. Opta por ignorarla. Tienes cosas mucho mejores que hacer.

— Gabriel Sandler

previous La fuerza del desafío        ¿Qué se necesita?next
  
   

©2007 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.