virgin islands scene

Un maestro entra en juego con la eternidad; nunca sabrá a ciencia cierta, dónde se detendrá su influencia
-- Henry B. Adams
 

 

Sábado 26 de Marzo de 2011

Tú puedes

Puedes aparecer con todo tipo de muy razonables excusas para no poner manos a la obra. O simplemente puedes hacer lo que hay que hacer.

Puedes preocuparte por lo que podría, o no, suceder. O puedes poner manos a la obra y asegurarte de conseguir los resultados que deseas.

Puedes echar una mirada a la inmensidad del desafío y decidir que no hay manera. O puedes empezar a recorrer tu camino, paso a paso, atravesando ese desafío.

Puedes demorar y postergar y encontrar montones de maneras de distraerte de la tarea que tienes entre manos. O puedes decidir disfrutar la verdadera plenitud de hacer un aporte concreto, substancial a la vida.

Puedes escuchar a todos aquellos que te dicen con total certeza que no puede hacerse y que no estás preparado para hacerlo. O puedes decidir que encontrarás la manera de hacerlo realidad.

Al final, sean cuales fueres las excusas o las distracciones o los desafíos, la decisión es siempre tuya. Porque si lo decides, tú puedes hacerlo.

— Gabriel Sandler

previousLo que tú hagas       Forjando confianzanext
  
   

©2011 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.