virgin islands scene

Observa a la tortuga: Ella logra avanzar únicamente cuando estira el cuello
-- James Bryant Conant
 

 

Sábado 21 de Mayo de 2011

Tu propio destino

Tienes la capacidad de controlar tu propio destino. Puedes no sentirte para nada cómodo con eso, o no querer aceptar la responsabilidad que ello implica, sin embargo y a pesar de todo, así es.

Puedes quejarte por las muchas y poderosas fuerzas externas que actúan sobre ti, sintiendo que nada de lo que tú hagas importará realmente. Sin embargo, todo lo que haces cuenta y en el más alto grado que puedas imaginar, en lo que a crear tu propio destino respecta.

Podría parecer como si el destino te hubiese dado ciertas pautas, y que no tienes manera de modificarlo. Tú puedes, sin embargo, transformar absolutamente todo lo que a tu propia perspectiva se refiere y respecto de cómo responder a ello.

Porque tu destino no tiene que ver con lo que llegue a ti. Tiene que ver con qué vas a hacer con ello y en quién te vas a convertir.

Tu destino no tiene que ver con qué te sucede. Se construye y toma forma a través de las cosas que tú generas, lo que tú haces que suceda, lo que hagas con la preciosa vida que tienes en tus manos.

Sucede a cada instante, con cada decisión, con cada pensamiento y cada acción. Siempre estás dando forma a tu propio y único destino.

— Gabriel Sandler

previousEl poder de enfocar       La fórmula del éxitonext
  
   

©2011 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.