Una meta es un sueño al que se le ha puesto fecha
-- Napoleon Hill

 

   

Motivador del Mes - Julio 2016

Decide cómo responder

Son muchas las fuerzas que influyen en tu vida. Tu genética. Tu educación. Las cosas que suceden a tu alrededor. Por más poderosas que esas influencias puedan llegar a ser, aun así no determinan quien tú eres ni qué es lo que haces. En última instancia, esa será tu decisión. Y esa decisión conlleva responsabilidad. Justamente porque tienes la capacidad de decidir cómo ser y qué cosas hacer, no puedes culpar a factores externos por aquellos resultados no deseados que puedas obtener. Tampoco puedes esperar que esos factores externos vengan a rescatarte, a brindarte la vida que deseas. Por más poderosas que esas influencias externas puedan llegar a ser eres tú quien debe decidir cómo vivir tu vida, y hacerlo es por lo tanto tu responsabilidad.

Gracias a la tecnología de las comunicaciones, estamos hoy en día conectados entre todos e informados de cada cosa que le sucede a cada uno de nosotros, a tal punto de resultar incluso un tanto agobiante. La vida ha estado siempre llena de tragedias e injusticias. Pero en el pasado esas tragedias e injusticias eran vividas únicamente por las personas directamente afectadas. Ahora, si algo terrible sucede en cualquier parte del planeta cientos de millones de personas se enteran de ello, con gran detalle, en cuestión de minutos. En algún sentido esto es bueno, ya que pone en evidencia a esos que hacen algo malo y consolida a la opinión pública en su contra. Pero desde tu perspectiva personal podría parecer como si el mundo estuviera desmoronándose. Estar expuesto a tantas malas noticias podría drenar tu energía y debilitar tu voluntad. Pero no tiene por qué ser así. Puedes involucrarte fuertemente con todo lo que sucede sin permitir que nada de ello ejerza una influencia negativa sobre tu existencia.

Puedes decidir cómo reaccionar, y esa reacción siempre puede ser positiva, alentadora, consistente con tus más preciados valores. Puedes elegir. Tomar esa decisión es, una vez más, tu responsabilidad. Y tomar esa decisión en línea con tus más elevados valores, sin importar cuál pueda llegar a ser la situación, será algo que estarás haciendo por tu propio bien.

¿Cómo te sientes cuando alguien es desagradecido contigo, o te reprocha algo, o te critica? ¿Cómo te sientes en una oficina llena de empleados que están quejándose constantemente de su trabajo? ¿Cómo te sientes cuando pagas un producto con tu propio dinero, ese que tanto te ha costado conseguir, y el producto no responde a tus expectativas? ¿Cómo te sientes cuando acomodas todo tu día para encontrarte con alguien y esa persona te deja de plantón? En cualquiera de estos casos sentirte enojado, resentido, victimizado o deprimido, ¿te aporta algo positivo? Permitir que el comportamiento negativo o irrespetuoso del otro determine tu propia actitud, ¿te sirve de algo?

La responsabilidad no es algo de lo cual puedas librarte fácilmente. El hecho es que siempre serás responsable por tu propia vida. No importa de dónde vengas, quiénes sean tus ancestros o cómo te hayan criado tus padres ni cómo te trate tu jefe. Sea cual fuere la situación, sea cual fuere la historia, sean cuales fueren las condiciones, siempre puedes reaccionar de manera adecuada. Esa es, literalmente, la definición de ser responsable. Puedes decidir ejercer esa responsabilidad de maneras que hagan que tu vida se eleve junto con las vidas de quienes te rodean, o puedes decidir todo lo contrario. Sin embargo, ya sea que decidas dejarte revolear por los aires por influencias externas a ti o mantenerte firme y plantado, fiel a tus propios valores y propósitos, la decisión es siempre, y en última instancia, tuya.

Puedes caer en el abatimiento y quedar paralizado por la última tragedia, o puedes sentirte inspirado y revitalizado para hacer, a partir de allí, tu aporte positivo a la vida. Puedes sentirte resentido porque alguien te ha ofendido, o puedes responder ofreciendo a cambio bondad genuina. Todo depende de la manera en que reacciones.

Pero, ¿cómo hacerlo? ¿Cómo encontrar la fortaleza para reaccionar de una manera positiva ante cualquier cosa que se cruce en tu camino, cuando hacerlo impulsivamente y sin pensar pareciera ser más simple y natural?

El Motivador del Mes es un artículo extenso que se publica mensualmente, accesible en toda su extensión sólo para miembros de Motivación Diaria. Para leer el artículo completo, ingresa si ya eres miembro o, si aún no lo eres, regístrate hoy mismo y accede inmediatamente al artículo de este mes así como a todo el archivo de motivadores mensuales anteriores y a todos los Contenidos Premium exclusivos para miembros registrados.