virgin islands scene

Una idea que no resulta peligrosa no merece ser siquiera considerada una idea
-- Don Marquis
 

 

Lunes 28 de Enero de 2008

Preocupaciones inútiles

Muchas de las cosas por las cuales te preocupas nunca llegarían a suceder si tan sólo la hubieses ignorado. Sin embargo poniendo el foco en ellas con tanta insistencia, incrementas enormemente su probabilidad de ocurrir. Estar preocupado por ciertas cosas y llevar a cabo acciones que apunten a resolverlas es inteligente. Pero tan sólo preocuparte, día tras día, hasta que esa preocupación finalmente se convierta en algo real, eso sería tonto.

Llenas tu mente, cada día, con miles y miles de pensamientos. Esos pensamientos tienen un poder enorme porque influyen en cada pequeña cosa que haces, y esas pequeñas cosas se van acumulando unas sobre otras muy rápidamente.

Entonces, en lugar de llenar tu cabeza con esos pensamientos preocupantes, llénalos de otros que sean positivos, entusiastas, amorosos, vitales. Así, en lugar de permitir que el poder de tus pensamientos te deprima, harás que te llene de fuerza y te aliente a seguir.

La próxima vez que te descubras en medio de una preocupación o ansiedad, piensa en ella como si fuese una piedrecilla en tu mano. Suéltala, simplemente, déjala caer al suelo naturalmente, sin esfuerzo alguno, y sigue tu camino.

Luego elige un pensamiento positivo y enriquecedor que ocupe su lugar.

— Gabriel Sandler

previous Lo que podría ser        Decide que lo harásnext
  
   

©2008 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.