Antes de que puedas ver la luz, debes lidiar con la oscuridad.
-- Dan Millman

 

 

Viernes 20 de Enero de 2017

Estar en eje

La vida está cada vez más llena de distracciones, y éstas pueden resultar realmente apremiantes. Sin embargo, las distracciones no llevan a la realización.

Realización, por definición, requiere que enfoques tu energía y atención en lo que realmente te importa. Para llevar a cabo tu verdadero propósito debes vivir con ese propósito siempre presente en el centro mismo de tu conciencia.

Las distracciones pueden resultar emocionantes, divertidas, interesantes, informativas y habilitantes. Sin embargo, la vida es más que tan sólo rebotar entre una distracción y otra.

Los placeres que sólo demandan un momento en ser alcanzados habrán desaparecido por completo al momento siguiente. Pero aquellos placeres en los cuales inviertes mucho tiempo, esfuerzo y substancia, permanecerán por toda una vida y más aún.

Para disfrutar verdaderamente de los muchos placeres y diversiones de la vida, debes contra con una sólida perspectiva desde la cual experimentarlos. Esa perspectiva, esos cimientos se construyen con foco, disciplina y en base a un auténtico propósito.

Las distracciones pueden hacerte sentir bien por un momento o a lo sumo dos, en el exterior. Opta además por construir de manera constante la substancia de tu vida, y por sentirte bien contigo mismo en lo más profundo de tu ser.

— Gabriel Sandler

 

Suscríbete y reemplaza estos avisos por
tus propias afirmaciones positivas