virgin islands scene

Un hombre puede ser destruido pero no derrotado
-- Ernest Hemingway
 

 

Sábado 7 de Junio de 2008

Deja que la alegría fluya

¿Alguna vez te ha pasado de sentirte tan bien, que has deseado que ese momento nunca terminase? Y a pesar de todo ese instante pasó, dejando el camino libre para una experiencia posterior aún mejor.

Si los buenos momentos nunca terminasen, dejarían de ser tan buenos. Sin cambio, sin crecimiento, sin desafío, la vida se echaría a perder y terminaría siendo vacía.

¿Temes sentir alegría por el miedo a que esa felicidad no sea duradera? En lugar de preocuparte por el momento en que finalmente terminará, vívela plenamente y luego llévate contigo lo mejor de ella.

Porque si temes perder tu alegría debes saber, en primer lugar, que nunca la alcanzarás. Y siendo así, en realidad no tendrías nada que perder.

Pero viviendo cada alegría con riqueza y felicidad tienes todo por ganar. Porque una vez que la has experimentado, la esencia de esa alegría permanece contigo por siempre, no importa qué cambios imprevistos puedan aparecer.

La vida es siempre cambiante, y qué bendición es que así sea. Deja que la felicidad fluya, sin límites ni restricciones.

— Gabriel Sandler

previousProbable y posible       Aunquenext
  
   

©2008 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.