virgin islands scene

Un artista jamás termina realmente su obra, simplemente la abandona.
-- Paul Valery
 

 

Martes 30 de Noviembre de 2010

La fuerza de la humildad

En una genuina humildad yace una fuerza enorme. Libérate de las exigencias de tu ego, y no habrá límites en cuanto a dónde podrías llegar.

Deja de lado tu deseo de controlar a los demás y ampliarás enormemente tu capacidad de controlar, enfocarte y manejar tus propias acciones. Deja de lado la ilusión de creer que ya lo sabes todo y te abrirás a niveles más elevados de claridad.

Supera la necesidad de hallar culpables y alcanzarás un grado mayor de responsabilidad. Deja pasar el impulso de juzgar a los demás y serás capaz de enfocarte mucho más claramente en cuestiones de verdadero valor.

Abandona la idea de que eres mejor que los demás y todo un mundo de nuevas oportunidades se abrirá ante ti. Deja de buscar sacar ventaja injustamente y podrás desarrollar una efectividad imparable.

Renuncia a exigir más y empieza a esperar lo mejor. Experimentarás un nivel de verdadera abundancia que nunca antes podrías haber imaginado.

Vive cada instante con humildad, amor, respeto y gratitud por todo aquello que te rodea en la vida. Y descubrirás un teso

— Gabriel Sandler

previousSuperando tus dudas       El día que esnext
  
   

©2010 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.