virgin islands scene

Una idea que no resulta peligrosa no merece ser siquiera considerada una idea
-- Don Marquis
 

 

Lunes 8 de Febrero de 2016

El impulso del esfuerzo

Para tener ganas de hacerlo, lo que hace falta es hacerlo. Para tener el trabajo hecho, lo que hay que hacer es empezar y seguir haciéndolo.

Cuando no estás haciendo nada, lo más fácil será seguir sin hacer nada. Sin embargo, siempre puedes optar por romper con ese patrón.

El impulso es una fuerza poderosa. Así que ponla a trabajar a tu favor.

No te quedes paralizado por el impulso del ocio. Pon manos a la obra, implementa el impulso del esfuerzo y déjale empujarte con fuerza en dirección al logro.

En tan sólo un momento, en tan sólo un paso más, puedes ponerte en marcha. Entonces, da ese paso y estarás empezando a poner al impulso de tu lado.

Puedes hacerlo, así que hazlo. No sigas haciendo esperar a tus logros ni un momento más.

— Gabriel Sandler

previousEl poder de la alegría       Viendo la bellezanext
  
   

©2016 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.