virgin islands scene

Un barco en puerto está seguro, pero no es para eso que se construyen los barcos
-- John Shedd
 

 

Motivador del Mes - Agosto 2015

Dale un propósito a tu día

Ponerle intención aporta fuerza y efectividad a lo que sea que estés haciendo. Viviendo en base a un propósito sólido, pleno de sentido, pone a tu vida de cara a una verdadera realización. Estar decidido te aporta una determinada dosis de inmunidad a las interrupciones generadoras de pérdidas de tiempo y a las distracciones que, puedes tener la plena certeza, llegarán día tras día. En síntesis, vivir con intención y en base a un propósito es algo realmente beneficioso. Es algo que tú ya tienes, con lo que puedes decidir conectar y que puedes decidir aprovechar para crear muchas cosas buenas en tu vida.

Pero la idea de tener un propósito determinado podría a menudo sentirse como algo abrumador e intimidante. Después de todo, un propósito se siente como algo realmente grande (porque, de hecho, lo es). Entonces si te sientas y te preguntas, “¿Cuál es mi propósito en la vida?” tiendes a quedarte paralizado. Obviamente no quieres llegar a una respuesta equivocada, y ese temor a encontrarte con la respuesta equivocada puede llegar a impedirte encontrar una respuesta en absoluto.

Lo que hay que hacer es relajarse. Tu propósito es algo hermoso y natural, y tú lo sientes todo el tiempo. Sin embargo, no es algo que pueda ser fácilmente puesto en palabras. Las palabras y el lenguaje escrito, después de todo, tienen sus limitaciones. Ciertamente puedes usar el lenguaje oral o escrito muy efectivamente para expresar ciertos aspectos de tu propósito. Pero jamás podrías usar una cantidad determinada, finita y limitada de palabras para definir la totalidad de tu ilimitado propósito. Así que deja de lado los pensamientos con los que deberías encontrarte para hallar una declaración categórica que lo abarcase plenamente. En cambio, relájate y dale lugar a todo tipo de hermosas y creativas expresiones para que puedan fluir a partir de él.

Simplemente reconoce, y recuérdate a ti mismo una y otra vez, que tú tienes un propósito, y que es únicamente tuyo. Ese propósito es la razón por la cual amas las cosas que amas. Es la razón por la cual en algunos lugares te sientes como en casa mientras que en otros te sientes tan incómodo. Ese propósito es la razón por la cual cada tanto te encuentras con alguien que nunca antes habías visto e inmediatamente sientes como si le conocieras de toda la vida.

El Motivador del Mes es un artículo extenso que se publica mensualmente, accesible en toda su extensión sólo para miembros de Motivación Diaria. Para leer el artículo completo, ingresa si ya eres miembro o, si aún no lo eres, regístrate hoy mismo y accede inmediatamente al artículo de este mes así como a todo el archivo de motivadores mensuales anteriores y a todos los Contenidos Premium exclusivos para miembros registrados.