virgin islands scene

Un niño necesita que estés presente, no que lo llenes de presentes.
-- Jesse Jackson
 

 

Motivador del Mes - Junio 2018

Mantente enfocado

¿Cómo haces para mantener el foco por largos períodos de tiempo? Bueno, la respuesta está en la palabra “mantener”. No estás intentando generar foco. Lo que estás decidiendo hacer es mantener un determinado foco que ya has conseguido. Entonces, la manera de seguir estando concentrado es, simplemente, dejando que tus pensamientos sobre cualquier otra cosa se desvanezcan, uno tras otro.

Hay momentos en los cuales estar enfocado en algo resulta altamente adecuado y útil. En otros momentos, puedes sacar más provecho no estando tan rígidamente enfocado. Si estuvieses fuertemente concentrado todo el tiempo, te agotarías. Y así, te perderías la oportunidad de descubrir nuevas experiencias.

Entonces, concentrarte resulta más útil cuando decides enfocarte por alguna razón. Quizás estás trabajando en un problema complejo, o escribiendo un discurso, aprendiendo una segunda lengua, estudiando para un examen, o un sinnúmero de otras tareas que demandan concentración. Al hacerlo, define una clara intención desde el principio. Comprométete contigo mismo a mantenerte enfocado. Además, define un tiempo límite. Decide, por ejemplo, estar concentrado durante 30 minutos. Esto te permite comprometerte de manera concreta, medible. También te asegura que existe un punto de finalización definido, a partir del cual podrás relajarte y pasar a otra cosa. Si, en algún momento tendrás que volver a retomar un nuevo período de concentración. Pero si te dices a ti mismo que te vas a mantener concentrado por cinco horas o cualquier otro largo período de tiempo, lo más probable es que empieces a rebelarte contra ese compromiso. Así que haz que sea un lapso de tiempo que estés dispuesto a aceptar y a mantener durante toda su duración.

Una vez que has definido la intención, una vez que te has comprometido, empieza a ejercitar tu concentración de inmediato. Para ese momento ya estarás enfocado, porque te habrás estado concentrando en definir la intención. Por lo cual todo lo que tienes que hacer es mantener ese foco. No es fácil, pero en esencia es realmente muy simple. Sólo tienes que dejar de lado todo aquello que esté fuera del tema en el cual hayas decidido concentrarte.

Un carro pasa allí afuera. Percibes el ruido que hace. Quizás un rayo de sol refleja en el auto e ilumina tu ventana. En ese punto tienes dos opciones. Puedes optar por ser distraído por el carro, preguntarte quién habrá sido y hacia donde se estaría dirigiendo. O puedes decidir notarlo y luego, rápidamente, dejarlo pasar. Ese es el camino de la concentración, el de simplemente notar otras cosas y rápidamente dejarlas pasar. Vuelve a eso en lo que habías decidido concentrarte.

El Motivador del Mes es un artículo extenso que se publica mensualmente, accesible en toda su extensión sólo para miembros de Motivación Diaria. Para leer el artículo completo, ingresa si ya eres miembro o, si aún no lo eres, regístrate hoy mismo y accede inmediatamente al artículo de este mes así como a todo el archivo de motivadores mensuales anteriores y a todos los Contenidos Premium exclusivos para miembros registrados.