virgin islands scene

Una meta es un sueño al que se le ha puesto fecha
-- Napoleon Hill
 

 

Viernes 6 de Enero de 2006

Dispuesto a pagar

Tus prioridades no dependen de lo que dices, sino del precio que estés dispuesto a pagar por ellas. El valor que le asignas a cada una de tus prioridades depende del valor que estés dispuesto a invertir en ella.

Si no estás dispuesto a invertir en una prioridad determinada, entonces no es una prioridad en tu vida. Para tener algo de valor debes estar dispuesto a pagar su precio. El pago puede ser en tiempo, en dinero, o en cualquier otro valor.

Observa cuidadosamente las cosas que consideras tus prioridades. Para cada una de ellas, formúlate a ti mismo esta importante pregunta. ¿Qué estás dispuesto a resignar, qué estás dispuesto a sacrificar, qué estás dispuesto a invertir, qué estás dispuesto a hacer para impulsar y favorecer el desarrollo de esa prioridad?

Es fácil decir que tienes ciertos y determinados sueños, metas y ambiciones. Pero se requiere más que afirmar que uno tiene un sueño para hacerlo realidad. Observa las cosas que deseas, en términos del precio que estás dispuesto a pagar por ellas. Descubrirás tus verdaderos deseos, esos que guían tus pasos, y empezarás a hacerlos realidad.

— Gabriel Sandler

previousAlgún día       Enfócatenext
  
   

©2006 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.