virgin islands scene

Dedícate. Edúcate lo mejor que puedas pero luego, por Dios, haz algo. No te quedes ahí parado, haz que suceda.
-- Lee Iacocca
 

 

Sábado 14 de Abril de 2007

Cómodas dudas

¿Será que tus dudas se han vuelto demasiado cómodas? Dudar es más fácil que hacer. Dudar respecto de que puedes lograr algo, te lleva a un cómodo refugio en el cual esconderte, te da un motivo para no hacer el esfuerzo.

Pero si continúas amontonando una duda sobre la otra muy pronto no quedará lugar para tus sueños, tus metas, tus ambiciones. Buscando refugio en la comodidad de tus dudas te cierras a ti mismo la posibilidad de acceder a todas las cosas positivas que la vida tiene para ofrecerte. Luego de un tiempo incluso esa comodidad se desvanece, al mismo tiempo que el arrepentimiento ocupa su lugar; arrepentimiento por oportunidades perdidas que ya nunca volverán.

Si no puedes probar que tus dudas estaban erradas; quizás ellas puedan finalmente demostrar que eran fundadas. No permitas que eso suceda. Levántate, ponte en movimiento y haz que esas dudas parezcan ridículas. Tan pronto como empiezas a poner manos a la obra, las dudas comienzan a desdibujarse. Cuanto más tiempo permanezcas comprometido con tus metas, más se debilitarán tus dudas.

En lugar de buscar la comodidad que tus dudas podrían ofrecer, edifica confianza a partir de tus acciones.

— Gabriel Sandler

previous La riqueza de la vida        ¿Qué expectativa tienes?next
  
   

©2007 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.