virgin islands scene

Se más sabio que los demás, si puedes, pero no se los digas.
-- Lord Chesterfield
 

 

Lunes 8 de Septiembre de 2008

Contratiempos que motivan

A nadie le gusta sufrir contratiempos. Eso es, justamente, lo que los hace tan valiosos.

Cada contratiempo es, en si mismo, una oportunidad para que recibas tu propia dosis de una energía muy especial y personalizada, que te impulsará hacia adelante. A esa energía se la conoce como motivación.

Piensa en cómo una enfermedad podría motivarte, como ninguna otra cosa, a cuidar mejor de tu salud. Considera cómo un contratiempo en tus finanzas podría darte la apremiante motivación de ser más responsable en tus cuestiones financieras.

Ante un contratiempo la primera prioridad es lidiar con él y superarlo. Una vez hecho eso, y habiéndolo vivido en plenitud, contarás con un nivel de motivación y concentración mayor aún.

Así que utiliza la energía de esa motivación para lidiar con la causa subyacente de la decepción que acabas de experimentar. En este estado de gran motivación, fácilmente podrás dar los pasos necesarios como para inmunizarte contra otros obstáculos similares en el futuro.

Claro que nunca buscarías algún disgusto conscientemente y adrede. Pero recuerda que cuando éstos se cruzan en tu camino traen consigo una motivación muy valiosa, apremiante y llena de sentido. Es algo que puedes usar para sacar grandes ventajas.

— Gabriel Sandler

previousEsfuerzo Adicional       Vive connext
  
   

©2008 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.