virgin islands scene

Es mucho más fácil sostener el carácter, que recomponerlo
-- Thomas Paine
 

 

Martes 24 de Marzo de 2009

Yendo y viniendo

La amabilidad resulta igual de agradable tanto cuando se la ofrece como cuando se la recibe. El amor reconforta con su tibieza en tu interior tanto cuando lo brindas a alguien como cuando estás del lado que recibe su gracia.

Nada aporta estar pendiente de llevar la cuenta, preocupándote por si estás recibiendo tanto amor y amabilidad como el que estás entregando. En lugar de perder tu tiempo y energía llevando la cuenta, dedica esa energía a crear más amor, más amabilidad en el mundo.

Ya sea que esté yendo o viniendo, el amor está en tus manos para que lo disfrutes. Al sentir necesidad de expresar amor bríndalo libremente, y puedes tener la certeza de que sentirás su riqueza y su calor.

Aunque un gesto amable no sea nunca retribuido, de todos modos allí estará iluminando con su luz positiva a todos aquellos a los que llegue. En lugar de esperar que la amabilidad venga a ti, permítele que brote libremente desde ti cada vez que puedas.

Brinda amor, y crecerá abundantemente. Sé amable, y tendrás más amabilidad en tu vida.

No importa en qué dirección fluyan, el amor y la amabilidad agregan real valor a cada una de las vidas que tocan. Aprovecha cada oportunidad para permitirles fluir con libertad.

— Gabriel Sandler

previousInstantes       Tres por unonext
  
   

©2009 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.