virgin islands scene

Olvidando el pasado y lanzándome yo mismo hacia otros intereses, olvido las preocupaciones
-- Jack Dempsey
 

 

Sábado 18 de Julio de 2009

Aliviado

Aunque tus responsabilidades y obligaciones sean muy reales y apremiantes, no tienen por qué agobiarte. Porque estando dispuesto a asumir responsabilidades por algo, te pones al mando de ello.

Aunque las frustraciones puedan ser muchas y profundas, no tienen por qué agobiarte. Porque trabajándolas estarás construyendo valiosos logros.

Aunque una profunda tristeza pueda caer sobre ti, no tiene por qué agobiarte. Porque esa tristeza sólo es posible gracias a que te importa tanto, y porque sabes sin lugar a dudas cuán bella puede llegar a ser la vida.

Aunque puedas estar rodeado de oscuridad, no tiene por qué agobiarte. Porque esa oscuridad hace que tu propia luz brille más intensamente.

Aunque los problemas y distracciones puedan no tener fin, no tienen por qué agobiarte. Porque deslizándote a través de ellos estarás avanzando en dirección a tu sueño.

Aunque la vida pueda ser complicada, no tiene por qué agobiarte. Porque puedes vivir momento a momento, aprovechando con alegría todos y cada uno de ellos.

— Gabriel Sandler

previousUna actitud positiva       Recuerda siemprenext
  
   

©2009 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.