virgin islands scene

Todo aquello que la mente humana puede creer, también lo puede conseguir.
-- Napoleon Hill
 

 

Lunes 24 de Mayo de 2010

Tu dirección

Llegar a donde deseas llegar podría tomar meses, años y hasta décadas. Sin embargo, puedes empezar a moverte en dirección a esa meta en un instante.

Estás donde estás, ahora mismo, y nada modificará el camino que ya has recorrido. Sin embargo, por supuesto puedes cambiar completamente el rumbo en el cual te estás moviendo.

Opta por seguir una dirección determinada y, sea cual fuere tu situación actual, verás que mejorará instantánea y significativamente. Una vez que te hayas concentrado en generar una realidad positiva para tu mundo, esa realidad comenzará a tomar forma.

Aunque los desafíos que tengas por delante puedan ser muchos, no se comparan con la fuerza de tu resolución. Para activar esa fuerza ya mismo, encamínate en una dirección determinada.

Tienes en tus manos la decisión en cuanto hacia dónde será el próximo paso que vas a dar. Y sea cual fuere el próximo paso, es el que va a definir tu dirección.

En cualquier momento, no importa cuál sea la situación, el poder de elegir cuál será la dirección en la que te encaminarás está en tus manos, y se tornará real en el preciso instante en el que hagas con ella. Haz que tu dirección sea clara y plena, ahora mismo y siempre.

— Gabriel Sandler

previousReal y concreto       Sumar a los demásnext
  
   

©2010 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.