virgin islands scene

Antes de que puedas hacer algo, primero debes ser alguien.
-- Goethe
 

 

Jueves 26 de Agosto de 2010

Pequeñas oportunidades

Cada día está lleno de oportunidades para marcar una diferencia. Aunque muchas de ellas puedan parecer pequeñas e insignificantes, no tienes manera de saber a dónde podrían llevarte.

Las grandes oportunidades de la vida difícilmente lleguen a ti mostrándose como tales. La inmensa mayoría de ellas comienzan siendo muy pequeñitas y deben ser cuidadas y alimentadas con mucho amor.

Estate dispuesto a ocuparte de las pequeñas cosas, y tu efectividad al hacerlo te colocará en una posición desde la cual poder influir en las grandes cosas. Ingéniatelas para hacer tan sólo un pequeño aporte, común y corriente, y estarás en camino de conseguir logros grandes y extraordinarios.

Nunca, jamás hay necesidad de rogar ante nadie por la oportunidad de demostrar lo que uno vale. La vida te ofrece amplísimas oportunidades para hacerlo, a cada momento.

Deja de lado el supuesto de que tu tiempo es demasiado valioso para ti como para ser molestado con pequeñeces. Recuerda que ellas pueden marcar la diferencia entre éxito y fracaso.

Aférrate a la más alta, ambiciosa visión que puedas imaginar. Y estate dispuesto a ensuciarte las manos haciendo las pequeñas cosas que harán que aquella se convierta en realidad.

— Gabriel Sandler

previousSé específico       Sólo ponte en marchanext
  
   

©2010 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.