virgin islands scene

Las actitudes son las predecesoras de las situaciones
-- Robert Schuller
 

 

Miércoles 15 de Junio de 2011

Eleva tus expectativas

Cuando las cosas no marchan como esperabas, reducir tu nivel de expectativas puede resultar tentador. Sin embargo, la respuesta más realista no pasa por reducir tus expectativas sino y por el contrario, por elevarlas más aún.

Podría parecer que bajar tus expectativas para alinearlas mejor con tu realidad podría protegerte de posibles decepciones. Pero reduciendo tus expectativas lo único seguro que conseguirás es más decepción aún.

Si estás desilusionado por los resultados que estás consiguiendo, no es porque tus expectativas son demasiado altas. Es porque no son suficientemente altas como para tironear de ti hacia adelante.

Eleva tus expectativas hasta el punto en el cual se vuelvan tan apremiantes y cobren tanto sentido que no puedas evitar hacerlas realidad. Elige aquellas expectativas que van a llevarte, a cada momento, a hacer lo que haya que hacer para alcanzarlas.

Cuando las cosas se complican, la respuesta no pasa por renunciar a tus sueños. La respuesta es aferrarte a esos sueños más fuertemente aún, poniéndolos en el centro de tu vida, bien frente a ti.

Define tus expectativas bien altas, conecta con ellas sólida y consistentemente, y esas expectativas darán una dirección concreta, positiva, efectiva a tu vida. Espera lo mejor, y permite que tus expectativas te lleven a vivir tus más preciados sueños.

— Gabriel Sandler

previousUn lugar mágico       Al otro lado del miedonext
  
   

©2011 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.