virgin islands scene

Cree en aquellos que buscan la verdad. Desconfía de quienes la encuentren
-- Andre Gide
 

 

Jueves 24 de Enero de 2013

Pequeñas contrariedades

Permitiendo que los pequeños problemitas te depriman, le das a los grandes problemas el poder de agobiarte. Quejándote constantemente por cosas que en realidad no importan, pones en peligro tu capacidad para manejar correctamente las cosas que sí importan.

Cada vez que tu día se ve interrumpido por un contratiempo inesperado, tienes ante ti una decisión a tomar. Puedes permitirle contaminar toda tu actitud, o en realidad puedes utilizarlo para hacerla más fuerte y positiva.

Decide reírte de los pequeños problemas, y ver a cada uno de ellos como una oportunidad de crecimiento. Cada pequeño inconveniente que resuelvas rápida y efectivamente, fortalecerá la confianza que tienes en ti mismo.

Esa confianza fortalecida resultará extremadamente valiosa cuando un problema serio se cruce en tu camino. Más importante aún, esa misma confianza te permitirá alcanzar cualquier meta que te propongas.

Estando ya acostumbrado a seguir avanzando a pesar de los pequeños problemas, ese mismo impulso te servirá, y mucho, cuando los problemas complicados se presenten. Cada pequeño problema te ofrece una manera de aumentar el impulso positivo que llevas contigo.

Un día repleto de pequeños problemitas es un día rico en oportunidades para lograr un crecimiento real y duradero. Agradece esas oportunidades con una sonrisa y, una a una, te fortal

— Gabriel Sandler

previousEl camino a la verdadera felicidad       La esencia del éxitonext
  
   

©2013 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.