virgin islands scene

Ten cuidado en cuanto a dónde pones tu corazón, porque puedes tener la certeza de que será tuyo.
-- James Baldwin
 

 

Sábado 8 de Marzo de 2014

Piensa inversamente

Para planificar un viaje, ¿por dónde sueles empezar? Decidiendo el destino al cual vas a ir.

No puedes saber en qué dirección encaminarte a menos que sepas adónde quieres llegar. Así que un plan exitoso comienza por el punto de llegada y recorre el camino inverso hasta el punto de partida.

El mismo tipo de enfoque funciona muy bien cuando de alcanzar una determinada meta se trata. Comienza con la última meta. Y desarrolla tu plan hacia atrás desde allí.

Estando en claro respecto de la meta podrás definir fácilmente cuál sería el último paso necesario para alcanzarla. Sabiendo cuál sería ese paso, podrás determinar cuál sería el paso anterior.

Puedes desarrollar tu plan, paso a paso, desde el final y hasta el principio. Si así lo haces, en lugar de preguntarte cuál podría llegar a ser el primer paso, sabrás exactamente qué hacer primero, qué hacer después de eso y qué hacer a continuación.

No importa cuán ambiciosa pueda ser la meta, hay algo que puedes hacer ahora mismo para bajar a tierra y comenzar con algo concreto. Visualiza la meta, retrocede paso a paso, y sabrás exactamente por dónde comenzar.

— Gabriel Sandler

previousDe frustración a concreción       Comprométetenext
  
   

©2014 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.