virgin islands scene

Los pies del hombre deberían estar bien plantados en su país, pero sus ojos deberían escrutar el mundo entero
-- George Santayana
 

 

Martes 15 de Marzo de 2005

Tú sabes

Ya sabes qué bien se siente ser realmente amable y bondadoso con alguien. Has sentido lo bueno que resulta buscar un fin positivo con pasión y compromiso.

Y también sabes lo mal que puede uno sentirse al entregarse a la duda, a la negatividad, al enojo, y a la vacía indulgencia. Entonces, ¿por qué sigues recorriendo esos caminos negativos, y tan a menudo das la espalda a aquello que sabes que está bien?

Quizás sea la sensación de que no tienes opción, de que estás obligado a ser zarandeado de un lado al otro por lo que sea que se cruce en tu camino. Pero ese no es el caso, de ninguna manera.

Por supuesto que son muchísimas las cosas que están fuera de tu control. Pero tú siempre puedes controlar lo que hacer con ellas. Ese sentimiento motivador y energizante de hacer lo que uno sabe que está bien puede formar parte de cada uno tus momentos, si tan sólo decides que así sea. La horrible sensación de arrepentimiento no tiene por qué ensombrecer ni uno solo de tus días.

A cada momento puedes optar por castigarte, o por hacer realidad las mejores de tus oportunidades. Haz que cada momento, cada día, sea mejor que el mejor que jamás hayas conocido, decidiendo hacer aquello que tú sabes que está bien.

— Gabriel Sandler

previousTrascender el ego       Los pensamientos que eligesnext
  
   

©2005 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.