virgin islands scene

Todo lo que somos es resultado de lo que hemos pensado.
-- Abraham Lincoln
 

 

Viernes 20 de Mayo de 2005

Autocontrol

Muchas veces una parte de ti desea algo que otra parte tuya, más intuitiva, sabe que no es bueno para ti. Cuando eso sucede vale la pena tener presente que ninguno de esos deseos en conflicto resulta determinante.

El mero hecho de que puedas reconocer ese conflicto dentro de ti significa que eres capaz de elevarte por encima de él. El hecho de que puedas percibir lo que estás sintiendo y pensando significa que tu verdadero yo está más allá de esos pensamientos y sentimientos.

Cuando te sientas fuertemente tentado a ser muy indulgente, o a enojarte en exceso, o a comportarte con resentimiento o agresivamente y a pesar de ello sepas que eso no te sirve, recuerda que puedes dar un paso atrás. Retrocede un paso hasta una posición desde la cual puedas mirar objetiva y cariñosamente al conflicto que yace dentro de ti.

Desde esa perspectiva podrás permitirte sentir a fondo eso que deseas, sin dejar que tome el control sobre ti. Puedes poner ese deseo al descubierto, dejando que se consuma a si mismo sin lastimar a nadie para quedar así libre de él y por lo tanto, listo para seguir el curso de acción que sabes correcto.

El conflicto interno puede resultar difícil de resolver cuando quedas atrapado en él. Así que da un paso atrás hacia tu verdadero yo que existe fuera de ese conflicto, desde donde podrás resolverlo de manera serena y efectiva.

— Gabriel Sandler

previousEn lugar de preocuparte       Nada se ha perdidonext
  
   

©2005 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.