virgin islands scene

Cree en aquellos que buscan la verdad. Desconfía de quienes la encuentren
-- Andre Gide
 

 

Lunes 14 de Agosto de 2006

Se afortunado

La suerte no es causa. Es efecto. Las cosas no ocurren por obra y gracia de la suerte. Ello sólo describe cómo las cosas ya han ocurrido. Lo cual significa que somos nosotros quienes armamos nuestra suerte. La suerte no es una fuerza misteriosa y arbitraria. Se produce por razones muy reales.

Hay cosas en la vida sobre las que tienes control y hay cosas sobre las que tienes poco o ningún control. Ambas aportan a tu suerte. Puedes hacer que la balanza se incline decididamente a tu favor, asegurándote de que aquellas cosas que están bajo tu control te estén haciendo progresar. Aunque las circunstancias fuera de tu control no siempre serán favorables, puedes asegurarte de que las que sí controlas trabajen de veras de tu lado.

Con un enfoque positivo, disciplina, preparación, esfuerzo y perseverancia, cualquiera puede tener suerte. Tendrás buena suerte cuando hagas lo necesario para tenerla.

— Gabriel Sandler

previousAutocrítica       Concentraciónnext
  
   

©2006 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.