virgin islands scene

Las circunstancias no hacen al hombre, lo ponen en evidencia
-- James Allen
 

 

Sábado 28 de Octubre de 2006

¿Simple o fácil?

Hay una enorme diferencia entre una respuesta simple y una fácil. Las respuestas simples suelen ser poderosas y efectivas, hasta desafiantes. Las respuestas fáciles suelen ser atractivas pero no demasiado efectivas, y hasta peligrosas.

Supongamos que tienes que perder peso. La respuesta simple sería, haz más ejercicio físico de manera regular y aliméntate con una dieta mejor balanceada. Es bastante simple y sin embargo, muy a menudo resulta difícil de llevar a cabo, aunque sería sumamente efectivo. La respuesta fácil sería, tómate esta píldora y come todo lo que quieras. Muy atractivo, pero seguramente no funcionaría.

Puedes reconocer una respuesta fácil, porque por lo general se trata de algo que querrías escuchar. Aunque podría no tener demasiado sentido, si tienes muchas ganas de escucharla puedes llegar a convencerte de que vale la pena creer en una respuesta semejante. Puedes identificar cuáles son simples porque aunque parecen muy obvias, aún así suelen ser desafiantes.

Cuando te enfrentes con una respuesta fácil y una simple, la mejor opción será casi siempre la simple. Podría no ser la que querrías escuchar, pero lo más probable es que sea la que debes seguir.

— Gabriel Sandler

previousAceptación       Vivir sin condicionamientosnext
  
   

©2006 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.