virgin islands scene

Un mundo diferente no puede ser construido por personas indiferentes
-- Peter Marshall
 

 

Jueves 25 de Enero de 2007

Equivocaciones

Poder mantenerse firme en determinada postura es admirable, hasta que queda claro que esa postura está errada. Quienes tienen la capacidad de admitir que están equivocados pueden continuar progresando. Quienes insisten tercamente en que están en lo correcto, ante la clara evidencia de que no es así, quedan atorados en el lodazal de su propio orgullo. Para alcanzar la excelencia debes estar dispuesto a admitir tus propios errores, ser capaz de hacerlo, y poder cambiar opinión.

Las equivocaciones y los errores ya son suficientemente dañinos por si mismos. No hay ninguna necesidad de aumentar aún más el daño que producen, insistiendo en ellos. Lo mejor que puedes hacer ante una equivocación es reconocer el error y aprender de él. Lo peor que puedes hacer es defenderlo e insistir en él.

Las equivocaciones pueden convertirse en magníficos maestros. Los errores son inevitables. Cuando uno intenta conseguir algo ambicioso, sea lo que fuere, no hay dudas en cuanto a que algunas veces equivocará el camino. Así y todo, esos giros equivocados en la ruta pueden ayudarte a avanzar, siempre y cuando tengas el coraje y la humildad de admitir que te has equivocado y de retroceder para salirte de ellos.

Siempre que estés logrando avanzar estarás cometiendo, al mismo tiempo, algunos errores. Reconócelos, admítelos, aprende de ellos, corrige el rumbo y luego avanza más velozmente que nunca antes.

— Gabriel Sandler

previous Montones de razones        La fuerza del desafíonext
  
   

©2007 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.