virgin islands scene

El carácter es al ser humano lo que el carbón es al acero
-- Napoleon Hill
 

 

Miércoles 17 de Octubre de 2018

Un propósito fuerte y apremiante

Si te distraes muy fácilmente, no culpes a las distracciones. En cambio, piensa cómo podrías hacer que tu trabajo tuviese más sentido y fuese más interesante.

En lugar de luchar contra las distracciones, domínalas. Busca poner en tu vida y en tu trabajo, cosas que sean tan interesantes y cautivantes que las viejas y conocidas distracciones simples y superficiales, no tengan chance siquiera de competir.

Si estás buscando inconscientemente ser distraído, a las distracciones pequeñitas y carentes de sentido les resulta mucho más fácil distraerte. Cuanto más te concentras en aquello que es realmente importante en tu vida, menos te saldrás del foco de tu trabajo a causa de aquellas distracciones.

Imagina en qué podrías enfocarte, algo que te comprometería absolutamente y te absorbería de tal manera que serías inmune a cualquier tipo de distracción. Imagina qué cosas tendrían tan profundo sentido para ti que sería prácticamente imposible sacarte de ellas.

Perseguir un propósito fuerte y apremiante es algo que te debes a ti mismo. Trabajar en pos de la consecución de aquellas cosas que más sentido tienen para ti es algo que le debes a la vida.

En lugar de permitirte ser fácilmente distraído, permítete sentirte lleno de entusiasmo por perseguir tu auténtico propósito. Cuanta más energía pones en aquello que realmente importa, menos molestado serás por lo que no.

— Gabriel Sandler

previousDisfruta       Simplemente sernext
  
   

©2018 Ralph S. Marston, Jr. - derechos para traducción al Español y su distribución mundial exclusivamente y en exclusividad para Gabriel Sandler. Todos los derechos reservados.